Vértigo En Los Perros. Síntomas, Efectos, Tratamientos Y Prevención

Si alguna vez ha experimentado vértigo, sabe lo incómodo que puede ser. Está mareado, confundido y tiene problemas para moverse como lo haría normalmente. Desafortunadamente, tu amigo peludo también puede experimentar estos síntomas provocados por el vértigo.

El vértigo en los perros, mejor conocido por el término enfermedad vestibular, tiene unos síntomas y causas bastante similares. Hay dos tipos de enfermedad vestibular, periférica y central, una de las cuales es mucho menos grave que la otra. La enfermedad vestibular central tiene un diagnóstico peor porque está más vinculada a la función cerebral, mientras que la periferia es una falta de comunicación entre el cerebro y el oído interno y es bastante común en perros de edad avanzada.

Por esta razón, a veces se la conoce como «enfermedad del perro viejo». Aunque generalmente son más prominentes en las razas de perros más grandes, todos los perros están en riesgo. Si tienes un perro con vértigo, es esencial que esté al tanto de los signos, síntomas y opciones de tratamiento para que pueda sentirse lo más cómodo posible.

Los síntomas del vértigo en los perros

Dependiendo de la forma de enfermedad vestibular que tenga tu perro, ya sea un trastorno neurológico periférica o canina, será propenso a una multitud de síntomas diferentes. En general, estos síntomas no aumentan con el tiempo sino que aparecen repentinamente, por lo que serán fáciles de identificar. Si bien los síntomas de los dos tipos de vértigo pueden parecer similares, las causas son muy diferentes. Los síntomas más comunes del vértigo en los perros son:

Vértigo En Los Perros
  • Una inclinación seria de la cabeza.
  • Caerse
  • Dificultad para levantarse
  • Pérdida completa de coordinación.
  • Náuseas o vómitos
  • Girar en círculos
  • Actuar muy mareado o confundido.
  • Ojos moviéndose de un lado a otro

El sistema vestibular se encarga del equilibrio en tu perro y está formado por el oído interno, el tronco cerebral, el nervio vestibulococlear y el vestibulocerebelo. Un fallo en este sistema desestabiliza el equilibrio de tu perro, lo que lleva a estos efectos secundarios no deseados que se mencionan anteriormente.

Enfermedad vestibular central

La enfermedad vestibular central es el tipo más severo de vértigo en los perros. Este tipo se acompaña de un ataque al sistema nervioso central y al cerebro. En general, esta cepa es causada por tumores cerebrales caninos, enfermedades inflamatorias graves en el sistema nervioso, infecciones por hongos o incluso hemorragias cerebrales.

Por estas razones, la enfermedad vestibular central es mucho más difícil de curar en tu perro. La enfermedad vestibular central puede inducir ataques caninos y accidentes cerebrovasculares en tu perro. La mayoría de los perros que experimentan accidentes cerebrovasculares tienen condiciones preexistentes que los predisponen a este evento que amenaza la vida. Algunas de estas afecciones son la enfermedad renal canina, la hipertensión y la enfermedad que pierde proteínas.

Si crees que tu perro puede estar teniendo un derrame cerebral, llévalo al veterinario inmediatamente. Las señales de apoplejía en tu perro pueden incluir que el canino mueva los ojos de manera incontrolable y que no pueda mover sus patas. Otros signos son la pérdida del control intestinal y los movimientos generalizados de su cuerpo.

El accidente cerebrovascular canino es increíblemente grave y, en los casos más graves, algunos perros deben ser sacrificados porque el accidente cerebrovascular se produjo tan rápidamente que el veterinario no pudo hacer nada. Si bien algunos perros se recuperan de accidentes cerebrovasculares sin ningún tratamiento médico, aún es muy recomendable llevar a tu perro al veterinario si asume que puede estar sufriendo un derrame cerebral.

Enfermedad vestibular periférica

El tipo menos grave de vértigo en los perros se llama enfermedad vestibular periférica. Mientras que el vértigo central ataca el cerebro, los periféricos son causados ​​por una infección en el cuerpo. La infección elimina las funciones corporales de su perro y hace que sus sistemas se vuelvan locos, causando vértigo. Generalmente, cuando estas infecciones se curan, el vértigo en los perros se cura junto con él. Estos casos no son tan peligrosos y generalmente tienen una mayor tasa de éxito de supervivencia.

Este tipo de vértigo en los perros puede ser causado por una serie de problemas en el cuerpo de tu perro. Algunos de los más comunes son:

perros con vértigo
  • Infecciones de oído
  • Rupturas de eardrum
  • Lesión en la cabeza como una conmoción cerebral
  • Infecciones en la cabeza o cuello.
  • Inflamación en la cabeza o cuello.
  • Pólipos
  • Una reacción alérgica a los antibióticos.
  • Una reacción alérgica a un cuerpo extraño.
  • Vejez acompañada de disfunción neurológica.

Diagnóstico de vértigo en los perros

Al llegar a un veterinario, deben comenzar con un examen físico para tu perro. Este examen consistirá en exámenes oculares, controles auditivos y cualquier otra prueba física que un veterinario considere necesario. Es una buena idea que mantengas una lista de todos los síntomas de tu perro que ha mostrado en los últimos días.

Si un veterinario asume que podría tratarse de una enfermedad vestibular, el veterinario realizará un examen de oído y algunas pruebas neurológicas para ver qué tan grave es el daño. Si encuentran problemas con las respuestas neurológicas de tu perro, pueden optar por realizar una resonancia magnética o una tomografía computarizada para descartar una hemorragia cerebral o cualquier problema en el cráneo. Los huesos rotos del cráneo y las contusiones graves también pueden causar vértigo en los perros.

Si no puede identificar la causa del vértigo en tu perro, el veterinario puede optar por mantenerlo durante la noche para observar. Se pueden tomar otras muestras, como orina, sangre, más pruebas de diagnóstico u otras radiografías para descartar otros problemas que pueden ser responsables del vértigo de tu perro.

Si todo está despejado, el veterinario enviará a tu perro a casa para que lo vigiles, a menos que surja algo más grave durante la cita. Los veterinarios a menudo recetan medicamentos contra las náuseas para que tu perro se sienta más cómodo. Los casos leves casi siempre se tratan con cuidados domiciliarios.

Algunas enfermedades y trastornos se ven y suenan como vértigo, pero tienen orígenes completamente diferentes. Si a un veterinario le preocupa el vértigo de tu perro puede ser otra cosa, realizarán una serie de pruebas para asegurarse de que han considerado todas las condiciones posibles.

Estas pruebas podrían ser:

  • Ultrasonidos del abdomen para buscar tumores.
  • Pruebas de tiroides
  • Pruebas de cortisol
  • Pruebas de electrolitos
  • Prueba para la enfermedad de Addison
  • Pruebas para infecciones del tracto urinario

Tratamiento médico del vértigo en los perros

El tratamiento para el vértigo en los perros depende de lo que lo está causando directamente. Si la causa es simple y común, como una infección de oído, a tu perro se le recetará antibióticos y se los enviará a casa para que los observen. Si una reacción alérgica a un estímulo ambiental o un medicamento recetado parece ser un problema, tu perro simplemente se lo quitará para restablecer el equilibrio en su sistema vestibular. Ocasionalmente, estas causas están acompañadas de ansiedad o náuseas y vómitos, por lo que también se enviarán a casa sedante y medicamentos contra las náuseas.

el vértigo y los perros

En casos más mortales, como tumores o hemorragias cerebrales, la cirugía se programará tan pronto como sea posible para minimizar el daño. Deberán detenerlos o quitarlos de tu perro antes de que los síntomas se detengan por completo. La recuperación de la cirugía es diferente para cada perro y puede tomar semanas antes de que recupere su fuerza total. Los efectos a largo plazo de estos casos más graves pueden variar de mínimos a increíblemente graves.

Efectos a largo plazo del vértigo en los perros

En la mayoría de los casos, tu perro estará fuera de la oficina del veterinario y regresará a casa dentro de uno o dos días. Al eliminar el problema subyacente, como tumores, infecciones del oído o alergias, el vértigo y los síntomas también se eliminarán. Estos síntomas generalmente desaparecen en unos pocos días una vez que han sido tratados con medicamentos.

Antes de que se hayan ido por completo, mientras tu perro no debería sentir dolor, es posible que todavía tenga dificultades para moverse y que continúe estando ligeramente desorientado. Trata a tu perro con vértigo como trataría a uno con una conmoción cerebral y trate de mantenerlo tranquilo durante el período de recuperación. Asegúrate de evitar la deshidratación, especialmente si su vértigo estuvo acompañado de vómitos provocados por mareos y náuseas. Mantén el agua cerca de tu perro en todo momento para que pueda encontrar el agua por sí mismo siempre que la necesite.

Cómo prevenir el vértigo en los perros

Aunque algunas de las condiciones que causan el vértigo pueden ser imposibles de prevenir, hay algunas maneras de ayudar a tu mascota a evitar esta situación de miedo. Mantener a tu perro regularmente bañado y limpio debe prevenir cualquier infección grave que cause vértigo periférico. Asegúrate de mantener a tu perro al día con las vacunas y llévelo al veterinario de manera rutinaria para sus exámenes físicos anuales.

Si ves que tu perro golpea la cabeza o crees que podría tener un daño interno, llévalo al veterinario para evitar la enfermedad periférica central. Lo mejor que puedes hacer por tu perro es prestar atención para asegurarte de que no se pierda ningún síntoma de sangrado cerebral o tumores. Como propietario, es tu deber estar atento a los síntomas o signos desconocidos de que algo anda mal con tu perro. Al ser un propietario vigilante y cauteloso, podrá mantenerlo feliz y saludable durante los próximos años.

Deja un comentario