Por Qué Los Gatos Orinan A Sus Dueños

No importa cuánto adores a tu dulce gatito, lidiar con un problema de orina inapropiado en una casa nunca es lo más fácil. Si tu gato decide aliviarse en todas partes menos en su caja de arena, desde tu regazo hasta el sofá de la sala, es hora de que investigar por qué los gatos orinan a sus dueños o las cosas.

¿Por qué los gatos orinan a sus dueños?

Para marcar territorio

Si tu lindo gato está orinando en lugares inapropiados, puede estar marcando su territorio. Quizás el pequeño se sienta amenazado por un gran cambio en su vida, ya sea la ausencia de un querido compañero humano o la presencia de una nueva mascota doméstica.

Al afirmar que algo es suyo, ya seas tú o un mueble en tu habitación, el pobre está tratando de recuperar el control que perdió. Este tipo de comportamiento es particularmente común en gatos no esterilizados.

Cuando un gato te orina a ti o a cualquier otro ser humano, no lo interpretes como un acto malvado o vengativo. Los felinos simplemente no piensan de la misma manera que los humanos. Ya sea que tu gatito te orine o frote su cabeza contra ti, básicamente te está etiquetando como suyo, nada más y nada menos. Esa es una causa de por qué los gatos orinan a sus dueños.

Necesidad de apareamiento

Tanto los gatos machos como las hembras suelen recurrir a orinar ciertos lugares cuando alcanzan la madurez reproductiva. Esta acción es una forma de transmitir un mensaje químico muy simple a los felinos del sexo opuesto: «Estoy listo para aparearme».

Aunque los gatos pueden rociar orina en cualquier momento, las gatas reina generalmente rocían solo durante sus ciclos de celo, que ocurren cada dos semanas aproximadamente. Esterilizar a tu gato, cuanto antes mejor, es una buena manera de eliminar o al menos reducir este hábito bastante repugnante pero normal.

Problemas de salud

Si tu gato se está aliviando repentinamente en el lugar más inexplicable, ya sea en tu pierna o en la alfombra frente a su sofá, los problemas médicos pueden ser una de las causas de por qué los gatos orinan a sus dueños.

Lleva a tu mascota al veterinario para un examen y para verificar si todo está en buen estado de funcionamiento y que tu mascota está saludable. Los problemas de orina en un gato pueden estar relacionados con infecciones del tracto urinario, cálculos en la vejiga, diabetes, enfermedad renal e hipertiroidismo, entre otras enfermedades. Un gato tratará de sufrir tranquilamente, así que está atento y actúa rápidamente.

Problemas con la caja de arena

Cuando un gato está molesto por el estado de su caja de arena, puede obligarlo a ir a otro lugar para aliviarse, desde tu regazo hasta la cama en el cuarto de huéspedes. Muchos factores diferentes pueden contribuir a la insatisfacción de un gato con la situación de su caja de arena.

Tal vez no limpias lo suficiente la caja y tu mascota simplemente no se sienta cómoda allí. Tal vez los lados de la caja son demasiado altos y no le resulta fácil maniobrar para entrar y salir.

Considera la ubicación exacta de la caja, tal vez no sea lo suficientemente discreta para tu gatito amante de la privacidad. Sin mencionar que la arena que escogiste puede estar molestando a tu gato. La fragancia puede ser demasiado fuerte o la textura puede no ser lo suficientemente fina, por ejemplo.

También recuerda que muchos felinos simplemente no reaccionan bien al compartir una caja de arena con otro gato. Debes tener una caja de arena preparada para cada gato, más una. Algunos gatos tienen «preferencias de superficie» cuando se trata de orinar. Si tu gato parece disfrutar repentinamente de orinar en tu regazo, tal vez simplemente se sienta mejor para él que la caja de arena.

Si crees que este es el caso, tal vez debas invertir en una arena de grano más fino para tu gatito o experimenta con opciones más allá de la arena comercial tradicional.

Como puedes ver, hay varias razones de por qué los gatos orinan a sus dueños, y como puedes notar, algunas son más sencillas de solucionar que otras. Siempre que tengas dudas acerca del comportamiento de tu mascota, consulta con tu médico veterinario.

Deja un comentario