Por Qué Los Gatos Caen De Pie

Ya sea mito, milagro o maravilla de la física, la idea de un gato que siempre cae de pie está firmemente incrustada en la tradición felina. Es como si los gatos tuvieran un tren de aterrizaje invisible, y sin importar su tamaño, pueden convertir una caída en un touchdown del lado derecho hacia arriba. Te invitamos a descubrir por qué los gatos caen de pie.

Los gatos que sobresalen de los alféizares de las ventanas en busca de aves que pasan, o vallas mal calculadas mientras corren de los perros que ladran, parecen recuperar el equilibrio perfecto sin esfuerzo. Esta es una acción que sorprendió a los observadores, hasta que los fotogramas y el video a cámara lenta se dieron a conocer. Los detalles de esta extraña costumbre felina.

Eso no quiere decir que los gatos aterricen sin daño. Los gatos que caen a veces sufren lesiones, y no todos los gatos sobreviven a las caídas, especialmente los más viejos y menos ágiles. Gracias a la ciencia y la tecnología, esto es lo que más sabemos sobre las habilidades aerodinámicas de los gatos.

¿Realidad o ficción?

La mayoría de las veces, un gato aterrizará de pie cuando se caiga. Su cuerpo corrige de manera reflexiva su curso. De este modo, cuando llega al suelo, sus pies están en posición de golpear primero. Esta es la razón física de por qué los gatos caen de pie. La altura de la caída de un gato determina qué tan bien, o cuán mal, sus piernas pueden absorber el impacto del aterrizaje.

Los veterinarios se han dado cuenta de que los gatos que caen desde alturas mayores, como más de cinco pisos, a menudo sufren lesiones menos graves que los que caían de unos pocos metros. Esto se debe a que una caída más larga le da más tiempo a los cuerpos de los gatos para enderezarse.

Mecánica del cuerpo felino

Si lo ves en cámara lenta, un gato cuando cae comienza a cambiar su centro de equilibrio. Esto sucede desde el segundo que comienza su vuelo. Su cuerpo determina qué lado debe estar hacia arriba. Entonces comienza a girar su cabeza, dirigida por sus ojos y oídos, hasta que está mirando hacia ese lado.

A continuación, su columna vertebral sigue mientras arquea la espalda; luego sus pies delanteros, seguidos por sus patas traseras, se colocan debajo de él. Esto lo hace con sus patas delanteras colocadas cerca de su cara para evitar el impacto del suelo. Esta es una de las razones de por qué los gatos caen de pie.

A medida que aterriza, las articulaciones de la pata del gato soportan el impacto de su peso. Un gato que cae es menos como un avión y más como un paracaídas. A medida que su cuerpo se orienta hacia el movimiento descendente, se relaja y se extiende para el aterrizaje.

Los gatos también están dotados de otras formas para aterrizar de pie. Nacen con esqueletos flexibles que permiten la corrección de ese curso mientras caen. Además, a diferencia de los humanos tienen 24 vertebras, los gatos cuentan con 30 vértebras lo que contribuye a su flexibilidad.

Y mientras que sus colas a menudo actúan como timones en las actividades diarias, las colas son insignificantes en caída libre. Es por esto que incluso un gato nacido sin cola, como el Manx, o el desafortunado felino que haya perdido esta parte de su cuerpo, todavía puede navegar una caída.

El oído interno del gato aloja su sistema vestibular. Este le dice al cuerpo del gato dónde está en relación con el suelo. Ya sea boca abajo, en movimiento o caminando. El sistema permite que el cuerpo del gato se oriente correctamente y recupere el equilibrio después de una caída.

¿Conducta innata o aprendida?

La habilidad de un gato para aterrizar sobre sus pies no es un truco enseñado por su madre o experiencia de vida. Este es un regalo de la naturaleza. Cuando los gatitos tienen aproximadamente 6 semanas de vida y son capaces de correr y saltar de manera coordinada, sus cuerpos pueden corregir exitosamente su equilibrio durante una caída.

Sin embargo, tu gato todavía necesita estar protegido contra el riesgo de caídas. Si tiene algunas ventanas abiertas a gran altura, asegúrate de que estén debidamente protegidas. Y enseña a tus hijos a ser amables con sus mascotas. Algunos niños son naturalmente curiosos y pueden sentirse tentados a tirar al gato desde el segundo piso para ver si los gatos realmente caen de pie.

Ahora ya sabes por qué los gatos caen de pie, están construidos para ello de una manera extraordinaria. Su habilidad es tal que sigue impactando a todos quienes vemos esto en acción. Sin embargo, no confíes en que siempre estarán a salvo. Recuerda, es nuestra responsabilidad como dueños evitar que nuestros felinos amigos tengan la necesidad de correr el riesgo.

Deja un comentario