Obstrucción Intestinal En Gatos | Síntomas, Causas Y Tratamientos

Los gatos tienen la reputación de ser criaturas curiosas, y a veces esa curiosidad significa que se meten en cosas que no deberían. Si tu gato mastica o traga algo inapropiado mientras explora, podría significar serios problemas para sus intestinos. Una obstrucción intestinal en gatos es cualquier bloqueo parcial o completo que impide que los alimentos y los líquidos se muevan normalmente a través del tracto intestinal.

Obstrucción intestinal en gatos

Obstrucción intestinal en gatos

Cuando se produce una obstrucción intestinal, la salud del gato continuará disminuyendo hasta que la condición se convierte en potencialmente mortal. El diagnóstico y tratamiento tempranos son un factor importante en la probabilidad de una recuperación completa. Los signos de obstrucción intestinal deben tomarse en serio y se recomienda encarecidamente el tratamiento veterinario.

La obstrucción intestinal se entiende como una condición médica común caracterizada por el bloqueo total o parcial del estómago del animal. Este bloqueo puede llegar a restringir el flujo de nutrientes o secreciones en el estómago o en el área intestinal. Esta condición suele ser por lo general bastante dolorosa. Y la presencia de objetos en los intestinos puede reducir el flujo sanguíneo, lo que en última instancia puede conducir a la necrosis del tejido.

Síntomas de obstrucción intestinal en gatos

Los gatos que están experimentando una obstrucción intestinal generalmente se sentirán mal y mostrarán uno o más de los siguientes síntomas:

  • Vómito
  • Falta de voluntad para comer
  • Debilidad
  • Letargo
  • Diarrea
  • Dolor abdominal
  • Hinchazón abdominal
  • Pérdida de peso
  • Deshidratación
  • Temperatura subnormal del cuerpo
  • Desequilibrio de electrolitos
  • Llanto o lloriqueo
  • Falta de voluntad para acostarse
  • Depresión
  • Choque

Causas de la Obstrucción Intestinal En Gatos

La ingestión de cuerpos extraños es la causa principal de la obstrucción intestinal. Esta condición tiende a ocurrir con mayor frecuencia en los gatos más jóvenes, ya que tienden a ser más propensos a ingerir objetos inapropiados. Otras posibles causas de la condición incluyen:

  • Bolas de pelo no expulsadas
  • Tumores
  • Inflamación del tracto gastrointestinal
  • Estenosis pilórica
  • Hernia
  • Intususcepción (puede ser causada por parásitos intestinales)
  • Torcedura intestinal
  • Pólipos
  • Sobrecrecimiento del tejido del estómago

Diagnóstico de la Obstrucción Intestinal En Gatos

Lo primero que se debe hacer es una revisión completa del historial médico del gato. El veterinario pedirá información acerca de la aparición de los síntomas, así como de otras cosas como los hábitos alimenticios del gato.

También es importante que le informes si tu mascota tiene acceso a objetos que puedan resultar peligrosos. Si crees que tu gato se tragó un objeto extraño en particular, debes hacérselo saber al veterinario.

Se hará entonces un examen físico completo y lo más probable es que se ordenen un conjunto estándar de pruebas de laboratorio. A menudo, estas incluirán un panel de electrolitos, un hemograma completo, análisis de orina y un perfil químico de la sangre. El veterinario también hará una palpación abdominal para determinar hinchazón u otras irregularidades intestinales.

Además, se pueden solicitar diagnósticos visuales, incluidos rayos X o imágenes de ultrasonido, y es probable que se realice una endoscopia. Además de brindar una imagen visual de los intestinos, el endoscopio también se puede utilizar para extraer ciertas muestras de tejido. Esto servirá para realizar una biopsia y / o extraer cuerpos extraños ingeridos.

Tratamiento de la obstrucción intestinal en gatos

La obstrucción intestinal en gatos es una condición médica que, en muchas ocasiones, va a requerir la hospitalización del animal. Y el tratamiento a seguir va a depender de la gravedad de los síntomas que presenta además del tamaño, origen y ubicación del bloqueo intestinal.

Estabilización

Si el gato afectado está mostrando signos de deshidratación extrema o si se muestra un desequilibrio de electrólitos, deberá estabilizarse antes de seguir otro tratamiento. Es muy probable que sean administrados por vía intravenosa líquidos y electrolitos. En otros casos, puede ser necesario proporcionar tratamiento con plasma.

Tratamiento no quirúrgico

Por ejemplo, si la obstrucción de tu gato ha sido causada por una bola de pelo, es posible que el veterinario trate esto utilizando laxantes. Luego del uso de este tipo de medicamentos, el gato debe mantenerse monitoreado por algunos días. Este tratamiento se sigue para ver si la bola logra pasar.

Esta es una excelente opción a tratar antes de recomendar la realización de una cirugía. Además, también es una opción que se puede recomendar cuando se detecta la presencia de un cuerpo extraño que tenga una forma lineal. Un ejemplo de esto son las cuerdas o hilos.

Se debe saber que los laxantes deben proporcionarse únicamente bajo estricta supervisión de un médico veterinario. Esto quiere decir que los propietarios no deben intentar nunca usarlos por su cuenta si sospechan que se ingirió un objeto extraño. Esto porque los dueños no deben tratar de sacar ningún objeto que vean sobresaliendo del recto de su mascota sin ninguna supervisión.

La mayoría de las veces, el veterinario utilizará un endoscopio para eliminar los objetos extraños. Esta es una medida mucho menos invasiva que la opción quirúrgica. Sin embargo, es difícil asegurar que no queden elementos residuales en el tracto intestinal. Se debe aclarar que los endoscopios no pueden eliminar objetos más grandes.

Remoción quirúrgica

Si los intentos del veterinario de retirar el cuerpo extraño mediante el uso de un endoscopio no han sido exitosos, lo más probable es que sea necesaria la remoción quirúrgica bajo anestesia. Durante este proceso, el veterinario ubicará la obstrucción y procederá a hacer una pequeña incisión en el estómago o intestino para eliminarla. Una vez que se haya confirmado que todos los materiales extraños han sido retirados del cuerpo del gato, se cerrarán las incisiones mediante el uso de suturas.

Recuperación de la obstrucción intestinal en gatos

Cuando se brinda atención veterinaria apropiada y oportuna, el pronóstico de recuperación de un gato con obstrucción intestinal es casi siempre positivo. Esto es, por supuesto siempre y cuando no se presenten complicaciones postquirúrgicas. Después de la cirugía, se le recetarán medicamentos para el dolor y antibióticos. Es muy probable que el gato deba estar hospitalizado por varios días bajo control veterinario.

Cuando ya tu gato pueda aceptar alimentos y líquidos sin problemas, podrás llevarlo a casa. Ya en el hogar, debes mantener un ambiente de calma y procurarle a tu mascota un lugar tranquilo para recuperarse. Asegúrate de mantenerlo alejado de los niños y otras mascotas durante ese tiempo. Se debe tener cuidado para evitar que el gato lama las suturas y puede que se necesite un collar isabelino.

Cuando ya tengas a tu mascota en casa, debes vigilar de cerca a tu felino. Esto es para detectar si presenta algún signo de deshidratación o de infección. Solo alimentos blandos deben administrarse durante los primeros días para evitar una mayor irritación. Las suturas deben retirarse por el veterinario entre 7 y 10 días luego de la cirugía. Luego, necesitarás hacer citas para hacer un seguimiento y garantizar una sanación adecuada.

Debes asegurarte de tomar precauciones para evitar que tu gato ingiera objetos extraños en el futuro. Esto puede incluir cubrir los botes de basura y mantener fuera de su alcance los objetos peligrosos como cuerdas e hilos.

Remedios naturales para el tratamiento intestinal en gatos

Como dijimos anteriormente, es esencial llevar al gato al veterinario si muestra síntomas de obstrucción intestinal. No existen remedios naturales o caseros que puedan eliminar una obstrucción en el intestino y pondrás en riesgo la vida de tu gato si intentas tratarlo por tu cuenta. Cuanto más esperes para llevar al gato al veterinario para recibir tratamiento, peor será el pronóstico.

Sin embargo, si el problema no es un objeto extraño o simplemente es estreñimiento, hay formas posibles de ayudar. Hay pruebas suficientes para apoyar que los aceites naturales como el aceite de pescado y, potencialmente, el aceite de oliva se pueden usar para ayudar con enfermedades gastrointestinales como la colitis (enfermedad inflamatoria intestinal).

Se le puede dar al gato para solucionar el estreñimiento o para ayudar a la recuperación, y pueden ayudar a devolver la salud de tu gato. Ten cuidado con los remedios naturales, como el aceite de coco, que pueden complicar el cuadro patológico debido a las altas cantidades de grasa saturada.

Deja un comentario