Ivermectina En gatos | Usos, Toxicidad Y Efectos Secundarios

La ivermectina en gatos es usada comúnmente también en perros para una variedad de enfermedades diferentes. Se utiliza principalmente para tratar diversos tipos de infecciones parasitarias que incluyen tratamiento de parásitos internos como externos. Además, se usa como ingrediente en muchos medicamentos para la prevención del gusano del corazón disponibles comúnmente.

Ivermectina

La ivermectina es una lactona macrocíclica que se ha utilizado desde la década de 1980 para tratar animales de granja como vacas, ovejas, cabras y caballos. Su función antiparasitaria es la razón por la cual este tratamiento se terminó extendiendo al cuidado de mascotas, llegando a usarse para tratar a animales como perros y gatos.

Este medicamento funciona paralizando y, en consecuencia, matando a los parásitos. Es comercializada en diversos formatos, como pasta, pipetas y medicina de administración oral.

Sin embargo, la aplicación de la ivermectina en la piel puede causar alopecia y descamación. La selamectina o moxidectina son otras lactonas ampliamente utilizadas comúnmente en forma de pipetas. Estas son dos alternativas recomendadas a la ivermectina para gatos.

Usos de la Ivermectina en Gatos

Ivermectina En gatos

La aplicación de este medicamento es capaz de eliminar nematodos y ácaros en gatos. La ivermectina en gatos se puede utilizar para deshacerse de parásitos internos y ataca principalmente a gusanos redondos. Además de esto, funciona como un efectivo tratamiento para las enfermedades que son causadas por ácaros, atacando tanto a los que crecen dentro de los oídos como los que atacan la piel.

La ivermectina se usa a menudo, por ejemplo, para tratar la sarna causada por los ácaros del oído en los gatos. Cuando se trata de su uso en el tratamiento de infestaciones de parásitos externos como pulgas y garrapatas, el tema se vuelve un poco controvertido. Por esto, para este tipo de tratamientos siempre se recomiendan otro tipo de medicamentos externos.

Además, se debe resaltar el uso común de la ivermectina en la prevención y el tratamiento del gusano del corazón en gatos. Este es un parásito que ocupa el corazón y pulmones así como las venas que van al hígado. El parásito ingresa al cuerpo del gato a través de la picadura de un mosquito ya infectado con dicho parásito. Si se toma en cuenta la importancia y vitalidad de los órganos afectados por esta condición, esta infestación se considera potencialmente fatal.

El uso de la ivermectina en animales que se sospecha padecen de gusanos del corazón, es algo que debe administrarse bajo un estricto control veterinario. Una dosis capaz de matar rápidamente a las microfilarias también puede desencadenar un shock anafiláctico grave en el animal, por lo que es necesario evitarlo.

Efectos secundarios de la Ivermectina en gatos

Cuando se administra profesionalmente bajo la supervisión de un profesional, la ivermectina es segura para los gatos. Sin embargo, existe la posibilidad de que tu gato sea alérgico al medicamento, pero esto no es muy común. Se debe tener en cuenta que los efectos secundarios que puede causar la ivermectina en gatos pueden llegar a ser muy graves. Por lo tanto, una dosis inadecuada puede resultar en intoxicación que puede causar:

  • Falta de coordinación
  • Vómitos y diarrea
  • Depresión
  • Temblores
  • Pupilas dilatadas
  • Hipersalivación
  • Respiración dificultosa
  • Disminución de la temperatura corporal
  • Ausencia de reflejos
  • Parálisis de las patas traseras

Si, después de haber administrado ivermectina a tu gato, observas alguno de los síntomas anteriores, debes visitar a tu veterinario de inmediato. No existe un medicamento que revierta los efectos negativos de la ivermectina. Sin embargo, el tratamiento se basa en establecer una terapia de líquidos y otros medicamentos apropiados. La recuperación de una sobre dosis podría llegar a tomar varias semanas.

Ivermectina para gatitos

Antes de administrar este medicamento a cachorros, se debe consultar a un médico veterinario. Una sobredosis de ivermectina en gatitos es increíblemente peligrosa, de la misma manera que no debes ofrecer este medicamento antiparasitario a los gatos que son alérgicos a él. También se deben tomar precauciones especiales al tratar gatos gestantes y / o lactantes.

¿Se puede usar ivermectina en gatos gestantes y lactantes?

Sí, aunque siempre recomendamos que hables con un veterinario antes de administrar cualquier medicamento (recetado o de venta libre) a una gata embarazada o lactante.

Toxicidad

Si sucede toxicidad por ivermectina esto puede convertirse en un problema de salud muy grave. Es algo que no se puede revertir. Debes hablar con un veterinario inmediatamente si cree que tu mascota puede estar sufriendo una reacción adversa al medicamento. El especialista puede recomendar la inducción del vómito o la administración de carbón, lo que se hace con la intención de minimizar la absorción.

Sobredosis

En gatos sanos, la ivermectina tiene un alto margen de seguridad. La sobredosis puede ocurrir cuando los dueños de mascotas administran productos de ivermectina para el ganado a un gato en un intento de ahorrar dinero.

Se pueden desarrollar signos clínicos en gatos expuestos a niveles mayores de 2.5 mg por kg, aunque se ha reportado toxicidad en gatos a una dosis de 0.3 a 0.4 mg / kg por vía subcutánea. Se puede desarrollar un efecto acumulativo en los gatos que reciben varias dosis. Los síntomas agudos se desarrollan dentro de las diez horas de la ingestión.

Los síntomas incluyen:

  • Pupilas dilatadas
  • Sedación
  • Vómito
  • Vocalización
  • Dar vueltas
  • Debilidad de las extremidades posteriores
  • Temblores
  • Ceguera
  • Depresión respiratoria
  • Convulsiones

El tratamiento depende del modo de exposición. Para los gatos que han ingerido ivermectina recientemente, induce el vómito y administra carbón activado para evitar una mayor absorción. Desafortunadamente, como los síntomas a menudo se desarrollan horas después de la exposición, este tratamiento de primera línea a menudo es inefectivo.

También se proporcionará atención de apoyo que incluirá terapia de fluidos y apoyo nutricional mientras su gato se recupera. Se puede administrar propofol o diazepam para controlar las convulsiones.

Ivermectina y su uso humano

Además de la ivermectina en gatos, los médicos humanos también la recetan con el objetivo de tratar una variedad de problemas de salud que afectan a las personas. Su efecto en los humanos es principalmente para eliminar parásitos, al igual que en las mascotas. Este medicamento se puede utilizar para tratar parásitos externos como piojos y sarna así como otras afecciones. Este medicamento solo está disponible con exclusiva receta médica y generalmente es aplicable por vía tópica o tomada por vía oral.

Deja un comentario