Heces Con Sangre En Gatos | Posibles Causas Y Tratamientos

Es posible que los hábitos de baño de su gato no sean el primer tema del que quiera hablar o incluso al que le prestes atención. Pero, las heces con sangre en gatos probablemente suscitará cierta preocupación, y eso es por una buena razón. En un gato sano y normal, sangre no debe estar presente en ningún negocio regular del baño. De lo contrario, es posible que exista un problema subyacente que tu gato está sufriendo y que desconoces.

Cuanto antes pueda identificar el problema de tu amigo peludo, más rápido podrás llevarlo al veterinario para averiguar qué les pasa. A pesar de que podría ser un síntoma alarmante, las heces con sangre en gatos es un hecho bastante común según los dueños de mascotas. Sin embargo, dicho esto, es algo que debe ser revisado por un veterinario.

Heces con sangre en gatos

heces con sangre en gatos

Las heces con sangre en gatos es una condición en la cual aparecen cantidades variables de sangre en las deposiciones del peludo. Hay dos tipos diferentes de sangre en las heces. La hematocezia, que aparece como sangre roja brillante y en cantidades más pequeñas, o sangre negra y alquitranada.

La sangre en las heces suele ser un síntoma de una condición subyacente. Y puede deberse a enfermedades comunes y leves o puede ser un indicio de una infección o enfermedad más grave. Si bien esta no es una condición de emergencia, si la sangre en las heces persiste durante más de cortos períodos de tiempo u ocurre con frecuencia, debes buscar atención veterinaria para tu gato.

Causas de las heces con sangre en gatos

Hay muchas causas posibles para la aparición de heces con sangre en gatos, algunas son más graves que otras. Ten en cuenta que dependiendo de lo que esté causando el problema, algunos gatos pueden experimentar dolor mientras defecan. Algunos de los problemas más comunes que pueden afectar los hábitos de baño de su gatito pueden incluir:

Estreñimiento

No es raro que tu gato tenga dificultades para ir al baño. En realidad, es uno de los problemas de salud más probables en los animales asociados con el sistema digestivo. Cuando un gato está sano, defecarán al menos una vez al día.

Si observas que tu gato se salta un día o dos, se esfuerza al intentar ir o solo puede hacer una pequeña cantidad después de un esfuerzo constante, probablemente significa que tu gato está estreñido. Esta es una causa posible de las heces con sangre en gatos.

Ten en cuenta que esta condición es común y no necesitará atención médica inmediata. Esto a menos que tu gato también presente otros síntomas relacionados. Si la condición no mejora por sí sola, llévalo al veterinario. A través de un examen exhaustivo, el veterinario podrá descartar todos los demás problemas de salud potenciales que pueden ser más graves.

Para casos menores, los veterinarios a menudo recomiendan un ablandador de heces o un laxante para facilitarle las cosas. Si este problema es causado por una obstrucción en los intestinos, puede ser necesario un procedimiento quirúrgico.

Trauma

Normalmente se producirá sangrado si un gato ha sido lesionado en el recto o en el área del ano. Si este es el caso de tu gato, notarás sangre fresca en sus heces cuando vaya al baño. Junto con el sangrado, puedes esperar que otros síntomas estén presentes, como dolor o malestar. Los pólipos rectales también son otro problema que puede causar síntomas similares.

Estos crecimientos anormales se forman en el intestino delgado y pueden restringir el paso de las heces. Y causando un dolor grave para su compañero peludo. No esperes que los pólipos se curen por sí solos. La única forma en que un gato puede aliviar sus síntomas es a través de la asistencia de un veterinario profesional.

Enfermedad intestinal inflamatoria

Esta se conoce como inflamación crónica en los intestinos o el estómago. Puede provocar vómitos y diarrea. Aparte de estos dos factores, algunos gatos también experimentarán letargo, depresión, pérdida de peso, gases y dolor abdominal. Aunque no hay una causa única conocida de esta condición, muchos profesionales piensan que es el resultado de una alergia alimentaria o de una hipersensibilidad a las bacterias.

Una vez que el veterinario revise a tu gato, querrá saber el historial médico completo de tu mascota y cualquier síntoma previo que pueda estar presente. Algunas pruebas posibles que se pueden realizar son hemograma total, análisis de orina o fecal y un perfil de bioquímica. Esta condición no se puede curar por completo. Pero el veterinario aún puede proporcionar medicamentos que le ayudarán a aliviar algunos de los síntomas de tu gato.

Parásitos intestinales

La Giardia es uno de los parásitos intestinales más comunes que pueden infligir a tu peludo amigo. Los gatos pueden contraer giardia directa o indirectamente. Pero generalmente están expuestos a estos parásitos cuando entran en contacto con heces contaminadas de una fuente infectada. Una vez que el parásito está en el cuerpo, viaja al intestino delgado donde causa estragos en el sistema digestivo.

Si asumes que tu gato tiene parásitos, el veterinario deberá realizar un examen completo para ver qué tipo de parásito está presente. El veterinario recomendará medicamentos específicos que ayudarán a liberar al cuerpo de sus parásitos. Durante este período, también se recomienda bañar al gato con frecuencia hasta que esté completamente libre de parásitos.

Según el parásito y la gravedad del caso, el veterinario puede recomendar planes de tratamiento adicionales u otras pruebas. Puede ser difícil prevenir completamente la exposición a otros parásitos en el camino. Pero es altamente recomendable mantener al gato alejado de las perreras u otros lugares que tengan una alta concentración de otros animales.

Intolerancia a la comida

¿Sabías que los gatos tienen estómagos sensibles? También son comedores meticulosos por lo que encontrar la comida adecuada es un poco más difícil. Incluso si has estado usando una marca de alimentos y cambias a uno diferente, el gato puede desarrollar malestar estomacal y mostrar otros síntomas.

Siempre se recomienda hacer la transición agregando lentamente el nuevo producto con el producto anterior. De esta manera, el gato podrá adaptarse a los nuevos ingredientes poco a poco sin tener que adaptarse a una nueva fórmula de una vez.

Si un gato tiene intolerancia a los alimentos, experimentarán vómitos excesivos o diarrea cada vez que consuman ese ingrediente específico. Los gatos pueden desarrollar una intolerancia alimentaria a cualquier ingrediente de su comida. Algunos culpables comunes incluyen la soja, el gluten de trigo, el maíz, el cordero o los productos lácteos.

Desafortunadamente, descubrir qué elemento está causando los problemas a tu gato puede ser un desafío difícil. El veterinario podrá hacer un análisis exhaustivo de la salud de su gato para concluir un diagnóstico adecuado. A partir de ahí, tendrá que cambiar la dieta para aliviar sus síntomas.

Colitis

La colitis o inflamación del colon puede ser causada por una amplia gama de fuentes. Incluidas las infecciones bacterianas o la enfermedad inflamatoria intestinal. Dependiendo de la gravedad del problema y de la causa subyacente, la colitis puede ser de corto plazo o de larga duración.

La colitis normalmente presentará heces con sangre en gatos. Otros síntomas comunes con esta condición son la tensión al tratar de ir al baño y una mayor urgencia / frecuencia de viajes a la caja de arena.

Después de realizar una serie de pruebas en el abdomen y la salud general, el veterinario podrá diagnosticar que su problema se debe a la colitis. Dependiendo de la causa, recomendará un plan de tratamiento específico que satisfaga las necesidades de tu gato. El propósito de estos medicamentos es lograr que los movimientos intestinales vuelvan a la normalidad. Además de reducir la inflamación en el colon y mitigar sus problemas de diarrea o vómitos.

Consumir comida humana

Todos sabemos que la comida humana no debe ser dada a nuestros peludos compañeros, pero ¿realmente les hace daño? Por desgracia, la respuesta es sí. Algunos alimentos como la papa hervida o el pollo cocido están completamente bien. Pero algunos alimentos para humanos pueden hacer una cantidad de daño en el estómago, causando malestar, diarrea y vómitos.

Uno de los alimentos más comunes que causan que tu gato se enferme es la leche. Esto puede ser una sorpresa porque la mayoría de las personas asumen que los gatos son grandes fanáticos de un poco de leche tibia. Los gatos más allá de sus años de gatitos deben evitar los productos lácteos a toda costa. Esto porque la mayoría de ellos son intolerantes a la lactosa. Habla con tu veterinario antes de darle a su gato cualquier alimento que no sea su mezcla habitual de alimento.

Diagnóstico de las heces con sangre en gatos

Si el problema de las heces con sangre en gatos no mejora por sí solo después de uno o dos días, llévalo a un profesional para que realice más pruebas. No importa lo que esté causando los problemas, un examen de salud completo es la única forma en que su gato podrá ser diagnosticado adecuadamente.

A partir de ahí, el veterinario comenzará el proceso de diagnóstico con varios exámenes. Estos incluirán un examen fecal microscópico y un análisis de sangre. Esta es la oportunidad perfecta para informar a su veterinario de todos los síntomas o problemas anteriores que tu gato ha estado sufriendo hasta ahora. Asegúrate de informarle también si ha tenido recientemente un cambio en la dieta o intolerancia a productos específicos.

En el caso de que el veterinario asuma que las heces con sangre en gatos se deben a parásitos u otras infestaciones intestinales, deberán realizar un frotis fecal. Esta prueba ayudará a identificar cualquier parásito persistente que pueda estar presente en las heces de tu gato. Debe examinar el historial de salud anterior, pruebas físicas recientes y los síntomas actuales. Luego podrá diagnosticar con precisión el problema de tu gato y proporcionarle un plan de tratamiento recomendado.

Tratamiento de las heces con sangre en gatos

El tratamiento depende del problema subyacente. Si las heces con sangre en gatos se deben a parásitos, el veterinario recomendará medicamentos recetados específicos que eliminarán la infestación. Si este es el problema, es especialmente importante seguir el plan de tratamiento durante todo el curso recomendado. Si acortas el tratamiento, estás poniendo a tu gato en riesgo de volver a ser infestado.

En el caso de que tu gato sufra de intolerancia a los alimentos, el veterinario recomendará cambiar a una dieta blanda hasta que sus síntomas desaparezcan. A partir de ahí, deberás agregar lentamente una dieta de comida para gatos para ver si ese producto es seguro para tu mascota. Si no sabes qué marca de alimentos debes dar a tu mascota, habla con tu veterinario para obtener recomendaciones.

En los casos graves en los que el gato tiene algún tipo de trauma, infección o enfermedad, es posible que se necesite un enfoque más práctico. Si tu mascota está deshidratada por diarrea o vómitos excesivos, puede que le coloquen una vía intravenosa. Esto es para reponer sus líquidos.

Recuperación de las heces con sangre en gatos

El pronóstico para un gato que experimente sangre en sus heces dependerá de la causa subyacente. Pero para la mayoría de los casos es de excelente a bueno. En el caso de infecciones graves, el veterinario puede optar por permitir que el gato se recupere en la clínica, donde puede recibir atención médica durante todo el día.

En muchos casos, las heces con sangre en gatos se resolverán poco después del tratamiento o alteración de la dieta. Si tu gato ha sido diagnosticado con sensibilidad a los tipos de alimentos, debes desarrollar un plan para evitar el consumo accidental de los ingredientes irritantes. Para la mayoría de los casos de sangre en las heces, el gato se curará con el tiempo y la atención adecuada, y tendrá una vida normal feliz y saludable.

Deja un comentario