Azotemia En Gatos | ¿Qué Es? Síntomas, Causas Y Tratamiento

Un nivel excesivo de compuestos a base de nitrógeno, como la urea, la creatinina y otros compuestos de desechos corporales en la sangre, se define como Azotemia en gatos.

Azotemia en gatosAzotemia en gatos

Tu veterinario puede referirse a niveles altos de nitrógeno en la sangre en tu gato como azotemia. Este es un síntoma grave de afecciones subyacentes que solo un profesional veterinario está calificado para tratar. Si sospechas que tu gato tiene un exceso de desechos nitrogenados en la sangre, programa una cita con un veterinario lo antes posible.

Varios compuestos en la sangre del gato pueden contener nitrógeno, como la creatinina, urea y otros subproductos de la digestión de proteínas. Los niveles de sustancias que contienen nitrógeno en la sangre que son demasiado altos pueden indicar una ingesta excesiva de proteínas, deshidratación o una función renal anormal.

Síntomas de la azotemia en gatos

Debido a que la sangre circula y suministra nutrientes a todas las partes del cuerpo de los gatos, los niveles altos de nitrógeno en la sangre pueden afectar a muchos sistemas y provocar algunos síntomas aparentemente no relacionados. Las señales de que tu gato puede estar sufriendo de azotemia incluyen:

  • Deshidratación
  • Náuseas y vómitos
  • Aliento que huele a orina
  • Salivación excesiva
  • Cambio en el volumen o frecuencia de la producción de orina
  • Pelaje que ha perdido brillo
  • Debilidad, confusión o estupor
  • Pérdida muscular
  • Hipotermia
  • Falta de color antinatural en la piel
  • Una pequeña mancha roja o púrpura en la superficie de la piel como resultado de pequeñas hemorragias de los vasos sanguíneos en la piel (petequias)
  • Escape de sangre de los vasos sanguíneos rotos hacia el tejido circundante para formar una mancha púrpura o negra y azul en la piel (equimosis)

Si sospechas que tu gato puede estar sufriendo azotemia, busca atención veterinaria de inmediato. Estos síntomas pueden ser indicativos de insuficiencia renal aguda o una afección grave, como una enfermedad renal crónica.

Causas de la azotemia en gatos

La causa más común de altos niveles de nitrógeno en la sangre en los gatos es una función renal anormal. Si los riñones no pueden filtrar los productos de desecho de la orina, los desechos se volverán a absorber en el torrente sanguíneo. Los riñones también pueden dejar de producir las hormonas necesarias para la excreción de nitrógeno, lo que lleva a la acumulación de estos productos en la sangre.

Otra causa puede ser una dieta que sea demasiado alta en proteínas o la producción excesiva de sustancias que contienen nitrógeno. Esto también puede elevar los niveles de nitrógeno en la sangre de los gatos. La deshidratación puede hacer que los productos de desecho nitrogenados se concentren en la sangre, elevando artificialmente el nitrógeno sanguíneo.

Los síntomas de la enfermedad renal crónica o la diabetes, como la micción excesiva, la sed excesiva o la pérdida rápida de peso también pueden provocar un aumento de nitrógeno en la sangre.

Diagnóstico de la azotemia en gatos

Para tener un diagnóstico adecuado de la azotemia en gatos deberás dar a tu veterinario el historial completo de la salud de tu gato. Este informe debe incluir la aparición y naturaleza de los síntomas que presenta. El especialista luego hará un examen físico completo. También será necesario realizar varios exámenes como un perfil bioquímico, un hemograma completo y un análisis de orina.

Los resultados de estos exámenes se utilizan en parte para verificar algo llamado anemia no regenerativa. Esta es una condición común en gatos que tienen insuficiencia renal crónica. Otra condición que se descarta es la hemoconcentración. Esta también suele ser común en ciertos casos de azotemia en gatos. Esto es porque la sangre se espesa a causa de una disminución del líquido.

También se identificarán las concentraciones anormales en la sangre de urea y creatinina y otros compuestos a base de nitrógeno. La prueba bioquímica también puede mostrar niveles altos de potasio en la sangre. A esta condición se le conoce como hipercalemia. Por otra parte, el análisis de orina puede revelar cambios de la gravedad específica en la orina. Este parámetro de análisis es comúnmente utilizado para evaluar la función renal. Así como las concentraciones anormalmente altas de proteínas en la orina.

Otra herramienta valiosa es el uso de las radiografías abdominales y la ecografía. Los veterinarios las utilizan a menudo para diagnosticar la azotemia en gatos. Estas imágenes ayudan a mostrarla presencia de obstrucciones urinarias así como verificar el tamaño y estructura de los riñones. Si se ven riñones más pequeños de lo normal se sospechará la presencia de una enfermedad renal crónica. Mientras que si se ven riñones más grandes puede significar una insuficiencia renal aguda o alguna obstrucción.

Para diagnosticar a algunos gatos, será necesario tomar una muestra del tejido renal. Esto se hace si es necesario confirmar un diagnóstico de enfermedad renal. También se puede utilizar para eliminar la probabilidad de la presencia de otras enfermedades renales agudas o crónicas que puedan estar causando los síntomas.

Tratamiento de la azotemia en gatos

El veterinario se centrará en la causa de la azotemia en gatos al determinar el curso de tratamiento. Para la enfermedad renal crónica terminal, el veterinario puede recomendarle diálisis o un trasplante de riñón. Alternativamente, se pueden recomendar modificaciones en el estilo de vida para aliviar el dolor y los síntomas de la enfermedad renal. Esto incluyendo las molestias que resultan de los altos niveles de nitrógeno en la sangre.

Para la enfermedad renal aguda, tu veterinario puede administrar líquidos de rehidratación o colocar un tubo de alimentación temporal. Se puede colocar un catéter para promover la excreción de desechos nitrogenados como urea en la orina. El tratamiento oportuno de la insuficiencia renal aguda puede restablecer parte o la totalidad de la función renal.

El pronóstico de tu gato también variará dependiendo de la causa de su azotemia. Los gatos con altos niveles de nitrógeno sanguíneo secundario a la deshidratación, por ejemplo, pueden esperar una recuperación completa. Los gatos recién diagnosticados con enfermedad renal crónica en etapa tardía o insuficiencia renal aguda requerirán tratamiento agresivo, manejo del estilo de vida y supervisión veterinaria continua para prevenir la recaída.

Manejo y Recuperación de la azotemia en gatos

En general el pronóstico para esta enfermedad dependerá de varios factores. Por ejemplo del daño renal, los estados agudos o crónicos de la enfermedad renal así como el tratamiento. Sin embargo, como la mayoría de los medicamentos se excretan a través de los riñones, los gatos con enfermedad o insuficiencia renal requieren cuidado adicional. Esto para seleccionar los medicamentos adecuados para evitar daños adicionales a los riñones.

Recuerda no dar a tu gato ningún medicamento sin antes consultar con el veterinario tratante. Además, trata de no cambiar la marca o la dosis del medicamento sin tener una consulta previa.

Deberás supervisar la salida de orina de tu gato en casa. Y en algunos pacientes, los dueños deben registrar adecuadamente la salida de orina. Este registro de la micción de tu gato asistirá al veterinario a determinar de qué manera va progresando la enfermedad. Además de permitirle conocer el rendimiento general de los riñones con la terapia actual.

El veterinario puede decidir repetir las pruebas de laboratorio 24 horas después de comenzar con los líquidos intravenosos. Esto se hará para volver a medir el nivel de urea así como las concentraciones de creatinina luego del inicio del tratamiento.

Deja un comentario