12 Enfermedades De La Piel En Gatos | Síntomas y Tratamiento

Las enfermedades de la piel en gatos son problemas bastante comunes y sus causas pueden ser varias. Algunos parásitos externos como los ácaros o pulgas, infecciones fúngicas o bacterianas, estrés, lesiones, alergias e inclusive desequilibrios hormonales pueden causar problemas en la piel.

Síntomas comunes de las enfermedades de la piel en gatos

Existe una variedad de síntomas que pueden indicar que existe un problema con la piel de tu gato. Los gatos rascan, rasguñan y muerden incesantemente su pelaje para aliviar los signos de alergias y también lamen su pelaje para calmar las infecciones. Los signos que puedes notar en un gato que tiene una condición que afecta su piel son los siguientes.

  • Picazón intensa
  • Pérdida de pelaje
  • Enrojecimiento de la piel
  • Piel seca
  • Pelaje opaco
  • Olor desagradable de la piel
  • Costras
  • Aseo excesivo

El mantenimiento general de la salud del gato es importante para evitar que sufran problemas en la piel. La condición del pelaje y la piel de tu gato será un importante indicador de su salud general. Los alimentos ricos en proteínas y omega 3 son beneficiosos como parte de la dieta balanceada de un gato para mantener su pelaje saludable.

12 Enfermedades de la Piel en Gatos

enfermedades de la piel en gatos

1.- Sarna

La sarna es una enfermedad inflamatoria de la piel que es causada por una variedad de ácaros, algunos de los cuales requieren un microscopio para ser identificados porque son invisibles para el ojo humano. Estos ácaros viven y se hunden en la piel y el pelaje del gato. Esto causa mucha picazón e inflamación de la piel además de pérdida de pelo.

Esto es más común alrededor de la cara, párpados, cuello y espalda. El rascado intensivo también puede causar costras y enrojecimiento.

Los ácaros culpables se matan rápidamente con tratamientos tópicos para parásitos externos. Si a tu mascota le diagnostican ácaros, lava la ropa de cama y el collar y evita que tenga contacto con otros animales hasta que esté completamente libres de parásitos.

2.- Ácaros del oído

Los ácaros del oído son una afección común en los gatos. Los gatitos suelen ser los más afectados porque pueden haberlos recogido de su madre. Sin embargo, es una condición que se puede ver en gatos de cualquier edad.

Los gatos afectados se rascan las orejas y sacuden la cabeza para aliviar los síntomas. Estos ácaros del oído pueden picar intensamente y los gatos a menudo pasan largos períodos frotándose y rascándose las orejas. Pueden causar una inflamación en el oído que, de dejarse sin tratar, puede ocasionar una infección bacteriana.

3.- Garrapatas y Pulgas

Estos parásitos externos pueden ocasionar grandes daños en la piel del gato. Además pueden transmitir otras enfermedades con su picadura. Esta puede ser una de las más comunes enfermedades de la piel en gatos, sobre todo las pulgas. Es por esto que es importante tener un plan en marcha para evitar una infestación de estos parásitos.

Los tratamientos preventivos para las garrapatas y las pulgas funcionan después de la aplicación mediante la circulación del sistema sanguíneo. Una vez que muerden la piel de tu mascota, el parásito ingiere la sangre y es eliminado por la solución química (inofensivo para su mascota).

Sin este tipo de tratamientos, tu gato es más susceptible a un caso grave de garrapatas y pulgas. Sin embargo, algunas mascotas son alérgicas a la saliva de la pulga ya que pica y entra al cuerpo del gato. Esta alergia causa una picazón extrema que puede causar enrojecimiento, llagas y pérdida de pelo. Esto a menudo conduce a una dermatitis miliar causada por una gran cantidad de pequeñas costras. Estas se presentan generalmente en la parte posterior del gato.

Si observas una o dos pulgas, es probable que todavía existan decenas y cientos de pulgas en el entorno cotidiano del gato. Por esto que es vital asear regularmente la casa y lavar la ropa de cama del gato para eliminar los parásitos.

4.- Alergias ambientales

Al igual que los humanos, las mascotas pueden ser alérgicas a los artículos cotidianos cuando entran en contacto con su entorno. Esto puede incluir alergias a los alimentos; ciertos productos químicos utilizados en el hogar; y cualquier polvo, hierba o polen.

Cuando un gato es alérgico a algo en su entorno, tiende a asearse excesivamente y le causa mucha picazón. Esto puede resultar en parches en el pelaje, especialmente si se han masticado las articulaciones para aliviar la irritación. Observa a tu mascota con atención, ya que esto puede ayudar a identificar si hay momentos específicos del día en que se siente incómoda, según lo que entren en contacto.

5.- Alopecia por estrés

Cuando tu mascota está estresada, su comportamiento cambia, lo que puede llevar a un aseo o sueño excesivo y a un estado de ánimo bajo. Algunos cambios ambientales pueden desencadenar estrés en las mascotas. Este estrés causa que su pelaje se adelgace por la espalda y el abdomen al lamerse el pelaje demasiado a menudo. Esta es otra de las enfermedades de la piel en gatos.

En este caso, es mejor visitar al veterinario para discutir las posibles causas del estrés en tu gato. Los complementos de feromonas pueden ayudar a aliviar la ansiedad, y eliminar la causa potencial del estrés del entorno del gato puede prevenir una mayor pérdida de cabello.

6.- Acné felino

Esta condición hace que aparezcan puntos negros en la barbilla del gato y debajo de sus labios. La barbilla puede hincharse y volverse roja, lo que hace que el gato rasque el área para combatir la irritación. Aunque se desconoce la causa del acné felino, se cree que puede desencadenarse por alergias ambientales y contraer una segunda infección bacteriana.

7. Alergias alimenticias

Otra de las enfermedades de la piel en gatos es la alergia a los alimentos. El proceso de eliminación es un método eficaz para identificar la causa específica, ya que los tipos de proteínas o carbohidratos en la comida para gatos pueden provocar una alergia.

Es muy importante que las dietas de eliminación se realicen con cuidado en los gatos, ya que tienen necesidades nutricionales de proteínas muy específicas. Por esto, si se les da una dieta incorrecta, pueden causar enfermedades graves.

8.- Abscesos

Las lesiones como resultado de peleas de gatos pueden ocasionar enfermedades de la piel en gatos, ya que irritan el área afectada debido a la picazón. Sus afiladas garras pueden cortar la piel, creando una herida abierta por donde entran las bacterias.

Si observas cualquier hinchazón y abscesos llenos de pus, esto es un signo de una infección. Esta puede aliviarse manteniendo el área limpia y aplicando un tratamiento médico recetado por un veterinario. Los gatos que tienen abscesos a menudo parecen estar enfermos y a menudo dejan de comer. En otros casos, los propietarios notan que están adoloridos en un área determinada.

9.- Infecciones por hongos

La tiña es altamente contagiosa para los humanos y otros animales. Por esto es vital que contactes a tu veterinario de inmediato si detectas alguno de los siguientes síntomas. La tiña luce como un círculo elevado y rojo en la piel del gato que puede enrojecerse y engrosar la piel. Al igual que con otras enfermedades de la piel en gatos, la pérdida de pelo también puede ocurrir en el área infectada.

Se recomienda limpiar la casa, asear las alfombras y lavar toda la ropa de cama para eliminar las esporas de los hongos. Esto es vital porque pueden permanecer latentes durante varios meses.

10.- Afecciones de la cola

La excreción excesiva de aceites puede crear una sustancia cerosa y maloliente en la parte superior de la cola del gato. El acné felino (puntos negros) puede aparecer alrededor del área y la piel puede volverse grasosa.

11.- Dermatosis endocrina

La caspa, picazón y pérdida de pelo o pelaje seco pueden indicar una condición subyacente de la piel en los gatos. Esta puede ser causada por un desequilibrio hormonal. El veterinario realizará algunas pruebas y observará otros síntomas para ver qué podría estar causando la condición de su mascota.

12.- Quemaduras solares

Sí, la exposición al sol también es una de las enfermedades de la piel en gatos. Los gatos que tienen pelaje de color claro y sobre todo las razas de gatos sin pelo como el Esfinge son los más propensos a las quemaduras solares. Por esto deben mantenerse alejados de la luz solar directa entre las 10 a.m. y las 2 p.m. Esto ayuda a reducir el riesgo de quemaduras solares y minimizar el riesgo a largo plazo de desarrollar cáncer de piel como el melanoma.

Como puedes ver hay una variedad de enfermedades de la piel en gatos que pueden suceder por varias causas. Si notas algún problema en la piel o el pelaje de tu mascota, es muy importante que lo lleves al veterinario. Aunque algunas de estas condiciones pueden remediarse fácilmente, otras pueden ocasionar otros problemas más graves para su salud.

Deja un comentario