Caja De Arena Para Gatos | Descubre Cómo Elegir La Mejor

Cuando piensas en llevar un gato por primera vez a casa, tu próxima idea suele ser ir a la tienda de mascotas para comprar los suministros necesarios. La caja de arena para gatos está siempre en la parte superior de esa lista, pero pocas personas piensan mucho en ella.

Al mirarlas, podrías pensar que cualquier caja es aproximadamente igual a otra. Sin embargo, no todas las cajas de arena son iguales; más al punto, no todas las cajas de arena se crean iguales para todos los gatos. Es por esto que saber qué escoger puede ser un truco difícil de resolver.

Caja de arena para gatos

caja de arena para gatos

Los gatos pueden ser muy particulares sobre el tamaño, la forma, la profundidad y otros atributos de sus cajas de arena. Y con razón. Piénsalo, ¿te gustaría que tu baño fuera muy pequeño y estrecho? ¿O si tuvieras que escalar una pared o navegar a través de un laberinto para llegar a él?

Ninguno de esos escenarios suena divertido, ¿verdad? Sin embargo, eso es exactamente lo que puede sentir tu gato si su única opción es una caja de arena que es demasiado pequeñas, o si tienen lados altos.

Si un gato se asusta ante su caja, o se ve incomodado por el tamaño o la complejidad de la misma, es más probable que busque otro lugar menos espeluznante y más cómodo para ir. Tu ropa o tu cama estarán bien incluidos. Para evitar esto, lee nuestros consejos para que sepas como escoger una apropiada caja de arena perfecta para tu mascota.

Tipo de caja

Si tu gato o gatito fue entrenado en una caja de arena por un criador o propietario anterior, averigua qué tipo de caja usó. De esta manera solo tendrás que comprar la misma. Sin embargo, siempre puedes hacer la transición a una nueva caja una vez que el gato esté entrenado.

Si no es así, investiga para determinar cuál es la mejor caja para tu hogar. Las cajas de arena vienen en una variedad de formas y estilos. Pero uno de los factores más importantes a considerar es el tamaño. Tu gatito se convertirá en un gato, y los gatos adultos necesitan un espacio grande y cómodo para ocuparse de sus negocios.

Otra cosa a considerar en la nueva caja de arena es su accesibilidad. Una caja de arena descubierta debe tener lados lo suficientemente bajos para que el gato pueda entrar y salir fácilmente. Una caja de arena con cubierta debe tener una puerta espaciosa. La clave aquí es la facilidad de entrada. Si es una molestia para tu gato ingresar a la caja de arena, es menos probable que lo haga.

Y recuerda: los gatos nunca deben compartir cajas de arena. Algunos expertos sugieren que la cantidad de cajas de arena en el hogar debe ser igual a la cantidad de gatos que tienes, más uno. Así que si tienes dos gatos, deberías tener tres cajas de arena.

¿Qué tan grande debe ser la caja de arena?

Esto es quizás lo más importante a considerar al elegir las cajas de arena para tu gato. Debes asegurarte de que las cajas de arena que elija para tu gato sean lo suficientemente grandes para que él quepa cómodamente, con algo de espacio de sobra.

Deben tener un amplio espacio para moverse y cavar en ella, sin salirse. Debe haber un montón de espacio para que puedan evitar fácilmente pisar cualquier «depósito» que todavía esté cerca de las visitas anteriores.

Como regla general, el tamaño correcto de la caja de arena para gatos debe ser al menos tan larga como tu gato, desde su nariz hasta la punta de su cola. El ancho debe ser al menos tan ancho como el gato sea largo incluyendo su cola no extendida.

¿Qué tan altos deben ser los lados de la caja de arena?

La altura de los lados de la caja también es una cosa muy importante que debes considerar. Y la personalidad y la condición general de tu gato determinarán parcialmente la altura que necesita.

La mejor altura para la mayoría de los gatos, es decir, los que no son rociadores o que no tiran basura de forma rutinaria fuera de sus cajas, una caja con paredes de alrededor de 5–7 pulgadas de altura suele ser excelente. Esto es, especialmente, si la caja es grande.

Si tienes un macho que rocía orina y que no tiene mucha puntería a la hora de hacer sus necesidades, entonces querrás que los lados sean lo suficientemente altos como para minimizar los riesgos. Pero, por supuesto, tu gato todavía necesita poder entrar y salir de su caja con facilidad y sin dolor.

Entonces, busca una caja con tres lados que sean lo suficientemente altos como para evitar que la orina, la caca o la arena caigan a tu piso. Por lo general, la altura de esas paredes es de alrededor de 8–12 pulgadas. Estas también deben tener un lado de entrada y salida más bajo para hacer el ingreso más fácil. Este lado debe estar alrededor de las 5–6 pulgadas.

Si tienes un gato con problemas de movilidad como artritis u otros problemas de movilidad, definitivamente necesitarás cajas con al menos un lado que sea muy bajo. Para la mayoría de estos gatos, el lado de entrada y salida debe estar alrededor de 2.5–3.5 pulgadas. Esta altura por lo general proporciona facilidad de entrada y salida para tu gato, mientras que aún puede mantener la arena dentro.

Cajas de arena cubiertas y descubiertas

No hay una respuesta definitiva aquí. Algunos gatos prefieren una caja descubierta, otros no. Por supuesto, no se sabe en cuál sección caerá tu gato. Así que siéntete libre de ir de cualquier manera aquí o de probar, dándole a tu gato una selección de cajas para elegir. Solo está preparado para adaptarte si tu gato comienza a dar indicaciones de una clara preferencia de una manera u otra.

Si vas por la ruta “cubierta”, solo asegúrate de que la abertura no sea demasiado pequeña o difícil de encontrar, y está listo para cambiar a cajas sin cubrir si su gato desarrollara asma o artritis.

caja de arena para gatos

Arena para la caja

Si tu gato o gatito fue entrenado previamente en una caja de arena, averigua qué tipo de arena usaba para que puedas usar la misma. Si no te gusta esa arena, puedes pasar gradualmente a una nueva, pero para propósitos de entrenamiento, una arena familiar será la mejor.

Al seleccionar una nueva arena para gatos, aquí hay algunos puntos a considerar:

  • Elija una arena que no tenga fragancia, que sea absorbente y esté tan libre de polvo como puedas encontrar. Las arenas que contienen polvo pueden causar problemas respiratorios a los gatos cuando este se inhala cuando el gato cava.
  • Puedes verte tentado a comprar arena perfumada para enmascarar los olores de la caja de arena para gatos. Muchas de estas arenas perfumadas son demasiado fuertes para los gatos, y tu gato puede elegir eliminar en otro lugar para evitar el olor. Para mantener su caja de arena con un aroma fresco y sin basura, simplemente límpiala más a menudo.
  • Muchos propietarios de gatos prefieren la arena aglomerante, ya que es más fácil eliminar diariamente los residuos sólidos y líquidos. No hay una última palabra sobre cuál es mejor. Esta es una preferencia y puedes encontrar que una funciona mejor para ti y tu gato que otra.

Ubicación de la caja de arena

La ubicación de la caja de arena de tu gato es importante. Algunos puntos a considerar son los siguientes:

  • Instala la caja de arena en un área de la casa libre de obstáculos y ruidos fuertes u otras distracciones. Cuando es hora de ir al baño, los gatos prefieren algo de tranquilidad y privacidad.
  • Nunca coloques la caja de arena cerca de la comida y el agua de tu gato. A los gatos no les gusta eliminar en ninguna parte cerca de estas cosas. Además, estos pueden servir como un elemento disuasorio para que tu gato use la caja.
  • Una vez que los gatos sepan que hay una caja de arena disponible, es más probable que la usen más que cualquier otra superficie de la casa, excepto, quizás, las plantas de interior. Tu gato puede intentar eliminar en la tierra de una planta, por lo tanto, durante el entrenamiento de la caja de arena, mantén las plantas de interior fuera del alcance o cubre la tierra con rocas o papel de aluminio.

Deja un comentario