Vacunas Para Conejos | Cuáles Son Necesarias Y Cuándo Administrarlas

Hay algunos virus desagradables por ahí que amenazan a los conejos, y estos incluyen la mixomatosis y ambas cepas de la enfermedad hemorrágica viral. Afortunadamente, puedes proteger a tu mascota contra estas y otras enfermedades que amenazan la vida con las vacunas para conejos. Al recibir una inyección contra estas enfermedades todos los años, estarás seguro de que tu mascota está bien protegida.

Las vacunas son rápidas y simples, y antes de que tu conejo sea vacunado, también recibirá una evaluación de salud completa. Esta es una oportunidad para que el veterinario detecte cualquier problema de salud visible que pueda ya estar en desarrollo. Mantener una cita anual de vacunación es realmente muy importante para tu conejo.

Vacunas para conejos

Los conejos, al igual que otros animales, son susceptibles a enfermedades y es por esto que si quieres tener un conejo, o estás pensando en adquirir uno, debes preocuparte por estar informado sobre las diferentes vacunas disponibles para ellos.

Generalmente existen dos tipos de vacunas, las que se consideran obligatorias y aquellas que son recomendadas. Esto puede variar de un país a otro. Sin embargo, entre estas hay dos vacunas que no deben ignorarse, especialmente si vives en Europa o si tienes ciertas razas específicas.

Vacunas esenciales

Las dos vacunas más importantes que debes colocarle a un conejo que hace vida como mascota son las de la mixomatosis y la enfermedad hemorrágica del conejo tipo 1. Ambas enfermedades tienen una tasa de mortalidad cercana al 100% y son sumamente contagiosas. Incluso pueden afectar a un conejo mascota que vive con humanos y no con otros conejos.

Mixomatosis

La mixomatosis es un virus altamente infeccioso y generalmente fatal que se transmite a través de mosquitos, pulgas o por contacto cercano con otro conejo infectado. La mixomatosis es responsable de la muerte de una gran cantidad de conejos cada año, y todos serán susceptibles, ya sea que se mantengan en el interior o al aire libre.

Los síntomas de la mixomatosis incluyen:

  • Ojos rojos hinchados
  • Conjuntivitis
  • Fiebre
  • Pérdida de apetito
  • Letargo

Un conejo que no ha sido vacunado tiene muy pocas oportunidades de sobrevivir a una infección por mixomatosis. No hay un tratamiento específico para el virus y, lamentablemente, solo se pueden proporcionar algunos cuidados de apoyo, como líquidos y antibióticos. Estos solo ayudan a aliviar el dolor y la incomodidad. Dada la poca tasa de sobrevivencia, generalmente se recomienda la eutanasia.

Es importante saber que existe una posibilidad muy pequeña de que un conejo vacunado desarrolle mixomatosis. Sin embargo la enfermedad en este caso se presenta con síntomas mucho menos graves y cuenta con una probabilidad mucho mayor de sobrevivencia.

Enfermedad hemorrágica del conejo

La enfermedad hemorrágica del conejo también se conoce como enfermedad hemorrágica viral de conejo. Se trata de un virus extremadamente contagioso y que, lamentablemente, una vez infectado casi siempre será fatal.

Los síntomas a menudo son difíciles de detectar porque este virus puede matar a un conejo muy rápidamente. Esto significa que cualquier muerte repentina de un conejo debe considerarse sospechosa.

El virus causa sangrado en los órganos internos del conejo, por lo que si se presentan síntomas, estos pueden incluir:

  • Fiebre
  • Pérdida de apetito
  • Letargo
  • Respiración dificultosa
  • Secreción manchada de sangre por la nariz o la boca
  • Convulsiones

Este virus es muy resistente y puede permanecer activo en el medio ambiente durante muchos meses. Se puede transmitir por contacto directo e indirecto. La transmisión es rápida y no requiere un contacto prolongado. Esto quiere decir que un conejo infectado puede pasar el virus directamente a otro por contacto de nariz a nariz o por medio de objetos compartidos como tazones de comida y ropa de cama. También se transfiere a través de la orina y heces.

Los humanos, insectos, aves y roedores también pueden propagar el virus a los conejos cuando han estado en contacto con conejos infectados.

Existe una segunda cepa de eta enfermedad conocida como EHC2 que se presenta principalmente en algunas partes de Europa. Para esta, los conejos necesitarán una vacuna aparte de la cepa principal de esta enfermedad.

Otras vacunas para conejos

Cuando existen colonias de conejos estos se estudian para determinar si es necesario vacunarlos contra enfermedades bacterianas respiratorias que se pueden dar en el otoño. Si se presentan, estas enfermedades son tratables con antibióticos.

Esas otras enfermedades diferentes pueden también llegar a afectar a un conejo. Esto quiere decir que es muy importante tener un buen conocimiento sobre estas. Esto se hace aún más importante si tienes varios conejos viviendo juntos. No dejes de preguntar a tu veterinario por otras vacunas que puedan estar disponibles y ser necesarias para tu mascota en particular.

¿Cuándo debo vacunar a mi conejo?

Como regla general, un conejo puede ser vacunado a partir de las cinco semanas de edad con una vacuna combinada Mixomatosis-EHC1 y la inmunidad tarda tres semanas en desarrollarse. Todos los conejos necesitarán una vacuna anual como refuerzo para mantener esa protección. Si no estás seguro de que tu conejo haya sido vacunado o si sabes que perdió al menos el último refuerzo anual, es una prioridad que hagas una cita para su vacunación.

Las vacunas de la enfermedad hemorrágica tipo 2 se deben administrar cada 6 a 12 meses con al menos 2 semanas de diferencia de la vacuna anual de la mixomatosis y la EHC1. Habla con tu veterinario para discutir el mejor plan de vacunación para tu mascota. Esto dependerá de las circunstancias individuales de tu conejo.

¿Qué sucede en una cita de vacunación?

Una cita de vacunación es mucho más que poner una inyección rápida en tu conejo. Es una excelente oportunidad en la que tu veterinario y tú pueden ver realmente cómo le ha ido a tu conejo hasta el momento. Tu conejo será pesado y se le realizará un examen médico completo. Este incluirá áreas que no puedes revisar tú en casa, como los dientes posteriores.

El veterinario probablemente te hará muchas preguntas sobre cómo se ha estado comportando tu mascota. Querrá saber acerca de cualquier cambio y sobre otros temas específicos como sus hábitos de comida y bebida. Los veterinarios están capacitados para detectar cambios sutiles, lo que ayuda a detectar problemas en desarrollo lo antes posible. El especialista también escuchará cualquier inquietud que tú puedas tener y te ayudará a manejarlos.

Luego de hacer ese examen completo será cuando el veterinario administrará la vacuna. Las vacunas para conejos se administran debajo de la piel en la parte posterior del cuello. Por lo general son bien toleradas por la gran mayoría de los conejos.

Actualmente, se recomienda, que de colocarla, la vacuna para la EHC2 se administre por separado a la vacuna combinada Mixomatosis-EHC1. Por esto tendrás que hacer dos citas separadas para la vacunación de tu conejo.

Deja un comentario