Cuidados De Una Cobaya Paso A Paso

Si estás planeando darle a tu hijo una mascota, no hay nada mejor que un cobaya. Estos roedores grandes y peludos son muy fáciles de cuidar y pueden proporcionar suficiente reto para que tu hijo aprenda las responsabilidades de ser un padre de mascota.

Los cobayas, son animales inteligentes y fascinantes. Y cuando estas criaturas peludas se manejan correctamente, pueden ser la mascota más increíble y amistosa de tu hijo. El truco, por lo tanto, es aprender los cuidados de una cobaya.

1.- Refugio

Como mínimo, los cobayas deben tener suficiente espacio para moverse, jugar y hacer sus necesidades. Recuerde, este no es un perro al que puedes pasear fuera de tu casa para defecar, orinar o ambas cosas. Por lo tanto, lo mejor es un recinto de gran tamaño. Como mínimo, la jaula de un cobaya debe tener 30 pulgadas de ancho, 36 pulgadas de largo y 18 pulgadas de alto.

Esta es la dimensión más pequeña de una jaula en la que se puede poner un cobaya. Evita las jaulas con pisos de malla de alambre, ya que los cobayas pueden dañarse los pies. Tampoco utilices peceras, ya que no proporcionan una ventilación adecuada. Las jaulas de acero inoxidable para perros y gatos deberían estar bien.

Póngale siempre heno de alta calidad en su jaula, ya que no sólo sirve como aperitivo para tu cobaya, sino también para anidar. Las telas, astillas de cedro y aserrín nunca deben usarse, ya que pueden causar una serie de problemas de salud en tu cobaya. Para su lecho, se puede utilizar papel de alta calidad sin tinta o virutas de madera dura.

Los accesorios del cobaya siempre deben ser considerados. Sin embargo, hay que tener cuidado de elegir sólo aquellos hechos de materiales no tóxicos. A los cobayas les encanta masticar para evitar que sus dientes crezcan demasiado. Los troncos que roen, las plataformas trepadoras, los túneles, el tazón de fuente de alimento resistente a las mordeduras y la botella de agua siempre deben estar hechos de materiales seguros para mascotas.

También es fundamental mantener la temperatura ambiente en el área donde se va a colocar la cobaya. Debe estar por lo menos a 65 grados, pero nunca más de 75 grados Fahrenheit. Esto es para asegurarse de que no desarrollen enfermedades respiratorias.

2.- Alimentos y agua

Los cobayas son vegetarianos o herbívoros. Es fundamental que se les proporcione un suministro fresco de heno de alta calidad y, ocasionalmente, de hortalizas y frutas frescas. Los alimentos fibrosos y las hojas verdes son importantes ya que necesitan alimentos más duros para ayudar a desgastar los dientes de la caries. La col rizada y el repollo son siempre excelentes opciones para los cobayas. No olvides alimentar tu cobaya con rodajas de melón y manzanas sin semillas.

Una consideración importante en la dieta del cobaya es su incapacidad para sintetizar la vitamina C. Es por esta razón que los cobayas requieren suplementos de vitamina C. Necesitan de 30 a 50 mg de esta vitamina todos los días. Esto puede provenir de suplementos o de verduras o frutas que son naturalmente altas en este nutriente.

Todas las criaturas necesitan agua. Usar una botella de agua es mejor que un tazón, ya que el agua de la botella no se contamina fácilmente. No se derramará, tampoco.

3.- Aseo personal

Si usted tiene un cobaya peruano o incluso un cobaya abisinio, también debería pensar en mantener su pelaje. Este es especialmente el caso del peruano debido a que su pelo largo, sedoso y liso es una de las cosas más hermosas de esta mascota. Debes cepillarlo al menos una vez a la semana. En realidad, no necesitan un baño, pero apreciarán una buena limpieza con toallitas húmedas sin aroma. Si tienes un Skinny, necesitas aplicarle una loción a base de aloe sobre la piel.

Su caries no necesita higiene dental, aunque es necesario que le des algo duro y seguro de masticar para que sus dientes no crezcan excesivamente largos. También puede ser necesario recortar las uñas, por lo que es mejor inspeccionar esta parte del cuerpo de vez en cuando.

4.- Salud

Un cobaya sano es sociable, activo y alerta. A menudo se comunica a través de chirridos. Si se vuelve letárgico, tiene dificultad para respirar, muestra diarrea o pérdida inusual de cabello, entonces debe haber un problema.

Algunos de los problemas de salud más comunes entre los cobayas incluyen diarrea, maloclusión, infestación de ácaros y piojos, infección por tiña, infecciones del tracto respiratorio y escorbuto. Estas condiciones de salud deben ser cuidadosamente evaluadas por su veterinario para que se pueda administrar el tratamiento adecuado.

Los cobayas también son sensibles al calor. Las temperaturas ambiente superiores a 90 grados Fahrenheit pueden causar hipertermia y muerte. Lo mismo ocurre en ambientes relativamente secos y excesivamente húmedos. Prosperan bien en áreas donde la humedad está entre 30 y 70 por ciento.

El cuidado de un cobaya puede ser una de las experiencias más gratificantes que puedas tener. Su naturaleza sociable, amistosa e inteligente los convierte en grandes mascotas para empezar.

Deja un comentario