Gestación De Los Periquitos Australianos | Cómo Atender Los Huevos

Criar periquitos es una actividad que alegra los corazones de los dueños que adoran disfrutar de estas aves y su compañía. Sin embargo, para hacerlo apropiadamente es importante saber todo acerca de la gestación de periquitos australianos para estar preparado ante cualquier circunstancia anómala que pudiera presentarse.

Te mostraremos en este artículo todo lo que debes saber acerca de la gestación del huevo y todo lo que sucede con tu ave mientras se prepara para empollar. También conocerás lo que debes hacer en caso de que se presenten situaciones difíciles para que todo resulte tal como lo esperas.

La gestación de periquitos australianos

Gestación De Periquitos Australianos

La hembra pasará hasta diez días en el nido antes de producir huevos. Durante este tiempo, emergerá para hacer sus necesidades y mordisquear su bloque de minerales, un momento ideal para que compruebes el progreso en la caja de anidación y quites las cáscaras de huevo o los pollitos muertos (siempre con las manos escrupulosamente limpias). De lo contrario, ella se quedará allí.

La hembra pone de cuatro a ocho huevos, con uno cada dos días, y cada uno necesita incubar durante 18 días (ocasionalmente un poco más), después de lo cual eclosionan. A veces, solo se establece para la incubación a tiempo completo cuando el segundo huevo ha sido puesto.

Cualquier huevo que no se haya visto después de 23 días no va a producir un polluelo. Un pollito emergente puede tardar varias horas en liberarse de su caparazón, y esto es perfectamente natural, así que no te sientas tentado a intervenir.

Cualquier huevo puesto después del sexto corre el riesgo de que el polluelo sea pisoteado por los hermanos mayores y más grandes, lo que podría dañar el frágil cuerpo del menor o, como mínimo, impedir que reciba alimentos. En estas circunstancias, debes dar las aves más jóvenes a una madre de acogida, si es posible, o alimentarlas a mano.

Nota: una sola hembra ocasionalmente pondrá un huevo infértil. Esta es una señal de que sus hormonas han pasado por los movimientos de la temporada de apareamiento en ausencia de un macho, y no es nada de qué preocuparse. La hembra no se preocupará ni intentará incubar el huevo. Simplemente quítalo, y eso es todo.

Huevos que no eclosionan

Hay algunas razones por las cuales los huevos de periquitos pueden no eclosionar y esto puede ser un problema para la gestación de los periquitos australianos:

  • Las hembras a veces ponen huevos cuando no hay machos para fertilizarlos
  • Un par de periquitos jóvenes pueden no tener éxito en sus intentos de apareamiento, pero la hembra todavía puede poner sus huevos (sin fertilizar)
  • Los huevos individuales pueden no eclosionar, debido a que un pollito no se desarrolla adecuadamente en el interior, o porque el huevo de alguna manera logró evitar ser fertilizado
  • La gallina puede descuidar sus huevos y no llevarlos a término, esto es bastante común si el periquito es un ave joven.
  • Es posible que el huevo se haya caído directamente al piso, ya sea desde una percha o sobre un lado de un nido abarrotado, en cuyo caso estará semi-revuelto.
  • El pájaro macho podría ser infértil.
  • Si hay muchos periquitos en la jaula, el problema puede ser el hacinamiento: una hembra puede estar demasiado estresada para sentarse en sus huevos, u otras hembras pueden interrumpir la incubación o dañar los huevos
  • La nutrición es importante: si los huevos no se incuban debido a cáscaras blandas, es una señal de que la hembra no obtuvo suficiente calcio (por ejemplo, hueso de sepia o un bloque mineral) cuando producía los huevos.

Saber si un huevo es viable

El método de la vela es útil para descubrir si un huevo de periquito es viable. Solo debe llevarse a cabo si tiene aves jóvenes, o si el huevo ha sido expulsado del nido por la hembra. En cualquier otra circunstancia cuenta como interferencia innecesaria.

Para que esta técnica funciones, debes encender una pequeña antorcha brillante (menos propenso a quemar los dedos que una vela real). Puedes realizar esta investigación sin mover los huevos de la caja de anidación (cuando la hembra está ausente), siempre que puedas ver bien el huevo mientras lo haces. En su defecto, sostenlo entre tus dedos pulgar e índice, usando guantes. La habitación tendrá que estar a oscuras para tener éxito con las velas.

La antorcha expondrá el interior del huevo. Si hay venas rojas que se vean, es un signo de un huevo sano. Si está bien desarrollado, podrás ver el contorno del ave en el interior. Si todo lo que puedes ver es una forma sin ninguna línea roja, el huevo está muerto.

Huevos de periquitos arrojados fuera de nido

Si una hembra expulsa un huevo del nido, es poco probable que sea accidental. Los huevos se descartan de esta manera si los ve como intrusos no deseados en el nido. Esto a veces depende de su instinto para que las cosas no estén bien, en el caso de un huevo infértil o dañado.

Puede ser que el huevo haya sido manejado por el dueño del periquito y ya no huele como el suyo. Siempre usar guantes limpios cuando manipules los huevos te ayudará. Mejor aún, no manipules los huevos en absoluto.

Un ambiente de jaula estresante también puede provocar que la hembra tome esta acción drástica. Es su forma de abandonar el barco.

A veces, otra hembra lanzará los huevos. No hay malicia involucrada, solo quiere el sitio de anidación para ella misma, ya sea para poner sus propios huevos o simplemente para acurrucarse en algún lugar cálido en una noche fría.

Cuidados de los huevos

Los periquitos suelen ser muy buenos padres, y no necesitarás intervenir para ayudarlos a criar a sus crías. Las hembras felizmente incubarán los huevos de otra ave, si tal cosa resulta necesaria. Ella tiene un fuerte sentido de territorio en su caja nido, pero no puede contar sus huevos o reconocer los individuales. Una pérdida o una ganancia la pasará, y ella simplemente continuará empollando hasta que el polluelo haya salido.

No hay necesidad de marcar o numerar los huevos. En el mejor de los casos, no obtendrás nada que unas pocas notas o una simple hoja de cálculo no puedan resolver, y en el peor de los casos, inspirarás a la gallina a expulsar los huevos del nido.

Incubar huevos de periquito

Si te interesa la gestación de los periquitos australianos este tema es importante. Cuando te encuentras en la posición de tener huevos que necesitan incubarse, pero ninguna hembra está presente o dispuesta a hacer el trabajo, puedes intentar incubarlos. Esta es en realidad la parte relativamente fácil: mantener vivo al polluelo recién nacido es donde comienzan las cosas realmente difíciles.

No dejes de aprender Cómo Alimentar Periquitos Australianos Bebés

Comprar una incubadora es la única opción viable, a menos que puedas mantener de alguna manera una temperatura de 36.8 C y un 65% de humedad alrededor de los huevos. Una incubadora decente con ajustes de temperatura y un sistema de giro automático hacen para incubar los huevos lo que hace una panificadora para la harina y el agua.

Deja un comentario